...recuerdos de aquel niño que leía los libros de Gil Pérez en el viejo sillón de La Vega, aquellos recortes amarillos en el armario, aquellas tardes en la fría piedra del estadio, aquellos sueños, pensamientos y deseos que tuve desde aquella grada que fue mía, DESDE MI GRADA VIEJA...

miércoles, 22 de septiembre de 2010

Salamanca alé

Escrito tres días después del Rayo-UDS de la 09-10 y rescatado del foro de halaunion.com

“Pasó el domingo, el lunes...estamos a martes...anochece...y aún cierro los ojos, y todavía retumba en mis oídos...ese inolvidable Salamanca alee, Salamanca alee...
En aquellos imborrables minutos, de ánimo eterno a un equipo que sufría con diez...tuve tiempo de callar (lo hice a posta), no fueron más de quince segundos, y escuchar y observar, respirando hondo, para disfrutar de todos los que allí estabais cantando...y se me pasó por la cabeza el descenso, incluso la desaparición y me emocioné, porque me di cuenta en ese momento de ruido y ánimo, que no puedo entender mi vida sin estos colores, sin vosotros... y volví a gritar, con más fuerza...porque quería creer que ese canto era el canto de la salvación, y que con él conseguiría hacerme creer que mi Unión es eterna, como ese cántico...y que este año no...que finalmente nos salvaremos...”

Muchas garcias al forero alber por su permiso

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada