...recuerdos de aquel niño que leía los libros de Gil Pérez en el viejo sillón de La Vega, aquellos recortes amarillos en el armario, aquellas tardes en la fría piedra del estadio, aquellos sueños, pensamientos y deseos que tuve desde aquella grada que fue mía, DESDE MI GRADA VIEJA...

lunes, 13 de septiembre de 2010

El golazo de Leo Ramos

Empecemos por el principio:
Una vez acabada la temporada 97-98, con el regusto de la permanencia, y la sensación de consolidación parcial del equipo en primera, se planifica la siguiente temporada. A imagen del exitoso RCD. Mallorca anterior, el presidente se trae a un grupo de jugadores sudamericanos, amplio, entrenador incluído, donde destacaba inicialmente un hombre, Leonardo Ramos Giro, por curriculum y veteranía decían que iba a ser pieza fundamental en el eje de la zaga, con buen disparo y desplazamiento largo; las mejores credenciales junto a Cardetti, de los Casartelli, Lunari...y compañía...

Uruguayo de nacimiento, con 29 años ya, al llegar a tierras charras; se formó en las filas del Progreso de Montevideo, hasta años más tarde dar el salto a Argentina, pais donde más se le recuerda.

Campeón en 1989 con Progreso (3º arriba desde la izq)

Pasó por Velez fugazmente, Banfield, y se hizo jugador en Estudiantes donde verdaderamente triunfó; compartiendo vestuario entre otros con la "Bruja" Verón y Martín Palermo.


Y su historia se unió con la nuestra en el verano del 98; fichando por la Unión...


Su periplo se deshinchó como el equipo aquel año, lo que prometía mucho, se quedó en nada... fue cedido a River Plate para volver en la 2000-01, aunque por aquel entonces sus ingresos pesaban ya demasiado para un segunda división.
Jugó poco, sólo 15 partidos en primera división; pero pasó a la historia, digamos "audiovisual" de la Unión.
Fué un 20 de Septiembre, y un disparo lejano, casi inesperado y una cámara de TV estratégicamente colocada hicieron el resto; Songo'o y su mirada perdida la guinda al pastel.
Leo Ramos marcó sólo 3 goles en liga en la temporada y media que vistió nuestros colores; pero marcó uno de los goles más espectaculares que he tenido posibilidad de ver en el Helmántico, junto con muchos de vosotros.
Fue un momento mágico, maravilloso, en el que un jugador como Leo Ramos es y será recordado mucho tiempo a pesar de no haber triunfado en la Unión... son esos maravillosos caprichos de la historia.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada