...recuerdos de aquel niño que leía los libros de Gil Pérez en el viejo sillón de La Vega, aquellos recortes amarillos en el armario, aquellas tardes en la fría piedra del estadio, aquellos sueños, pensamientos y deseos que tuve desde aquella grada que fue mía, DESDE MI GRADA VIEJA...

lunes, 6 de septiembre de 2010

Carlos Alves, el otro "Luvas pretas"

A partir de la entrevista que la cadena Ser (Marzo de 2008) realizó a Don Joao Alves, a raiz de la delicada situación institucional que vivía nuestra Unión, se me ocurrió tirar un poco del hilo de esa maravillosa anécdota que iniciada como pregunta, ¿por qué los guantes negros?... Joao aclaraba a muchos de nosotros (algo que yo ignoraba)...con un: "era una promesa, un homenaje", en este caso a su abuelo.

Una vez buscado en la red, descubrimos que el homenajeado abuelo de Joao Alves, es Carlos Alves, jugador nacido en 1903, que defendió los colores del Carcavelinhos, equipo lisboeta fundado en 1912 donde forjó sus principales años de carrera, pasando posteriormente al FC Oporto y al Académico de Oporto, donde terminó su trayectoria.

A la vez destacó como internacional portugués, disputando 18 encuentros con la selección absoluta, debutando un 8 de Enero de 1928, precisamente en un encuentro contra España en Lisboa.
El momento más representativo de su carrera fue la participación con la selección en los juegos olimpicos de Amsterdam de 1928 donde alcanzaron los cuartos de final.
Desde entonces Portugal sólo ha participado en otras dos ediciones.

Imagen de Carlos Alves:


Pero al analizar lo que cuenta Joao Alvés, sobre el partido originario y la razón por la que su abuelo empieza con la tradición de los guantes, hay discrepancias sobre lo que cuenta Alves y lo que aparece en otras páginas portuguesas, cuanto menos curioso:

-Alves dice que fue en un partido España Portugal, donde una niña le pide a su abuelo que utilice unos guantes, como amuleto, y como al final, esa fue la primera victoria de la selección portuguesa frente a España, Carlos Alves, los toma como amuleto, digamos eterno. 

Pero la realidad dice que en los 4 partidos que Carlos Alves disputó contra España, Portugal nunca ganó, un empate y tres derrotas....las siguientes:



-En cambio otra versión, en el fondo parecida, igual de apasionante, que aparece en alguna página vinculada a Joao Alves; es, que durante una concentración la víspera de un partido Benfica-Carcavelinhos, en la temporada 26-27, una niña se acerco a Carlos Alves en la pensión donde se hospedaban y le pidió que jugase con sus guantes negros (luvas pretas en portugués), este, le respondió que no podía, por el calor; la niña rompió a llorar y Carlos Alves le dijo que ya vería...

En el descanso del encuentro ganaba el Benfica 1-0, Alves palpó sus bolsillos y sacó los guantes, que se puso con dificultad, pues eran pequeños; y así, en el segundo tiempo el Carcavelinhos dió la vuelta al resultado, ganando al todopoderoso Benfica como visitante por 1-2...al día siguiente, Alves, pidió a la niña que le eligiese unos guantes de su talla, que compró, para nunca dejar de jugar con aquellas "luvas pretas" elegidas por la pequeña.

Lo de menos es el origen-partido de la anécdota, aunque parece más correcta la segunda, pues sí consta una victoria del Carcavelinhos en el campo del Benfica en la 26-27...y lógicamente no es mi intención corregir a Don Joao (Dios me libre), sólo bucear en el pasado de nuestra figura más insigne y conseguir, esa era mi intención inicial, una imagen del otro Alves con "luvas pretas"...


Ahí la tenéis, corresponde a la selección olimpica portuguesa de 1928 en Amsterdam, Carlos Alves es el sexto de pie contando de izquierda a derecha...lógicamente, con guantes negros:


Gracias don Joao por su huella, gracias don Carlos por sus guantes, por el inicio de ese símbolo del unionismo que son las ahora más que nunca, (por el crítico momento que vivimos), históricas LUVAS PRETAS.

Extraido de Estadísticas e imágenes-Historia de la Unión del foro de Halaunion.com - Marzo de 2008

1 comentario:

  1. Tuve la gran suerte de ver jugar a Alvés. Con 6 o 7 años, mi padre me llevaba a veces al Helmántico y desde el Fondo Sur me acuerdo de sus guantes negros. Luego, en el barrio jugábamos nuestros partidos de fútbol; mi mejor amigo "se pedía ser" Joao Alvés incluso se ponía unos guantes (que además no eran negros), mientras que yo "me pedía ser" Carlos Baez.

    ResponderEliminar