...recuerdos de aquel niño que leía los libros de Gil Pérez en el viejo sillón de La Vega, aquellos recortes amarillos en el armario, aquellas tardes en la fría piedra del estadio, aquellos sueños, pensamientos y deseos que tuve desde aquella grada que fue mía, DESDE MI GRADA VIEJA...

lunes, 30 de diciembre de 2013

Yo "debuté" en el 82

"Tras subirse las medias y meterse la camiseta lentamente dentro del pantalón; nervioso,  se agachó y anudó cuidadosamente aquellas botas Cejudo a sus pies.
Respiró hondo, miró hacia arriba, y entre pequeños saltos, esperó la señal para salir al luminoso terreno y lucir por primera vez el uniforme completo de la Unión Deportiva Salamanca con el número 7 a su espalda..."

Corría el verano de 1982 y aquella escena no tuvo lugar ni en el estadio Helmántico, ni en ninguno de los túneles de vestuarios del resto de los campos, que en aquella época, otros diecisiete equipos compartían con la UDS en primera división.

En el final del pasillo, tras la cortina de lona que hacía de protección para el intenso sol que entraba desde el patio; un niño de 5 años, con aquel ritual, imaginaba una y otra vez que salía a algún inmaculado terreno de juego vistiendo el uniforme completo de la Unión Deportiva Salamanca que le regalaron aquel verano; para, tocando el suelo suavemente con sus dedos después de salir tras la tela, saludar con los brazos en alto al gentío, que tanto a él como a sus diez compañeros ovacionaba desde las repletas tribunas sin descanso.

Aquel estrecho pasillo, no era pues un túnel; y aquella cortina, nada tenía que ver con las cubiertas que protegían la salida desde los vestuarios; tampoco tras ella había césped, pues sólo esperaba el gris cemento de un patio interior; ni por supuesto en las gradas esperaban espectadores, eran sólo poblados rosales y un enorme árbol frutal en el centro del patio los que únicamente lo contemplaban…

Pero no importaba… Allí fue, en la pequeña casa de mi abuela, en la calle Churruca del salmantino Barrio de la Vega, donde aquel niño, el mismo que hoy escribe, se imaginó jugador de la UDS por primera vez en su vida; bajo aquel uniforme nuevo y su número siete, saliendo tras aquella cortina azul, para pararla, conducirla y triangular tantas y tantas veces con las paredes, como si fueran Corchado, Tomé o Brizzola quienes le devolvieran la pelota.

Mi unionismo debutó en aquella casa hace ahora 30 años…por supuesto, nunca llegué a jugar en la Unión; me conformé únicamente con desearlo desde crío y nutrí mi amor y fidelidad a esos colores desde aquellos tiempos, con la pasión por su historia y las alegrías y tristezas compartidas junto a mi padre en aquella grada vieja de cemento gris del estadio Helmántico, siendo socios juntos, desde entonces, hasta este final en el año 2013.

Así, en la tristeza de la desaparición de ese “alguien” que convivió conmigo cada semana, cada día, hasta la obsesión a veces…descansa tranquila la idea de que mi unionismo vive y vivirá en mi corazón para siempre…ese corazón blanquinegro que “debutó” en la UDS en aquel patio, en el inicio de los ochenta y que despertaré a partir de ahora cada día con el firme propósito de que se respete y no se olvide su memoria.


(NOTA): Texto escrito por Ángel Martín Fuentes (autor de este Blog) y publicado en Septiembre de 2013 en el libro homenaje a la UDS: MOMENTOS UDS.

Tras la desaparición del club días antes de iniciarse el pasado verano, fueron muchos los "guiños" a la historia de la UDS que muchos medios de comunicación escritos hicieron en forma de textos, entrevistas e imágenes para reforzar ese amargo sentimiento de grandeza que habíamos perdido...pero entre todas las iniciativas, hubo una que yo destacaría especialmente; madurada por Roberto Benito fue esa de publicar un libro de "momentos", de recuerdos... en el que tenía la misma importancia lo contado por un ex-jugador, ex-entrenador o cualquier miembro relevante del pasado unionista; que lo que pudiese contar un simple aficionado, como éramos muchos de nosotros.

Y así, bajo la humilde piel de un socio más como era, envié este texto... nacido de aquel mi primer recuerdo en blanquinegro y titulado -Yo "debuté" en el 82-, que publicado; sé que descansará para siempre, en ese magnífico libro coordinado por el periodista Roberto Benito y editado en beneficio de la Asociación de padres, familiares y amigos de niños oncológicos de Castilla y León (PYFANO), junto con otros muchos recuerdos-momentos unionistas hasta la eternidad.

A la venta desde Septiembre; si no lo teneís, os invito a comprarlo:



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada