...recuerdos de aquel niño que leía los libros de Gil Pérez en el viejo sillón de La Vega, aquellos recortes amarillos en el armario, aquellas tardes en la fría piedra del estadio, aquellos sueños, pensamientos y deseos que tuve desde aquella grada que fue mía, DESDE MI GRADA VIEJA...

lunes, 3 de marzo de 2014

Primeras lecciones

El pasado veinte de Febrero nació nuestro segundo hijo; 3590 gramos de ilusión dieron forma al pequeño Rubén Martín Garrido.
Después de unos días de obligada desconexión y ya en casa tras un ingreso en el que afortunadamente, para madre e hijo, todo resultó perfecto; surgió en mi el deseo de llevar al Blog a Rubén (como ya hiciera con el nacimiento de Ángel en 2010) asociando, como no, al sentimiento de alegría plena por su llegada; algo de ese unionismo que familiarmente intentamos mantener intacto a pesar de las actuales circunstancias de una institución definitivamente desaparecida.

Pero, ¿es posible formar desde la cuna a aficionados de la UDS sin que ella exista…?
A 500 km de Salamanca, se hace difícil sin duda conseguir muestras palpables de "U.D.Salamanca", de unionismo en esencia, aunque en estas tierras en las que residimos desde 2006; en Albacete y con sus antecedentes futbolísticos comunes, podrían contemplarse opciones de lograr un buen punto de partida.

Si a esta circunstancia inicial, añadimos la casualidad matinal ocurrida hace unas horas; puede que acercarse a ese unionismo en esencia se convierta, en estos parajes, en un hecho más fácil de lo inicialmente imaginable.

Así, esta mañana, en aparentemente uno más de los innumerables paseos que por la cercanía de nuestra casa (200 m) solemos dar habitualmente alrededor del Carlos Belmonte desde que nació Ángel hace 3 años y justo en el primero que dábamos con Rubén, camino del obligado pediatra… surgió esa oportunidad que el unionismo en pañales de Rubén y Ángel merecían; una puerta entreabierta y un amable empleado del Albacete Balompié hicieron el resto…

A pesar de ser el estadio parte principal del barrio donde residimos, admito que sólo pisé sus gradas para ver jugar allí a la Unión; aún así, sí me asomé a sus rejas en ocasiones, solo, pensando siempre que no hay mejor lugar en Albacete que pueda aproximar más a lo que fue la mayor explosión de orgullo unionista jamás vivido por uno, que los tres palos de la portería del Gol Norte del Carlos Belmonte y por tanto, que no habría mejor forma de acercar a mis hijos, a la esencia de unos colores a 500 km de Salamanca; que el contemplar y respirar juntos: Ángel, el Bugaboo con Rubén y el que os escribe; observando desde el umbral de un estadio vacío; aquel marco; aquel en el que casi 19 años antes, entraron los dos goles que más he gritado en mi vida y que sin dudar supusieron el cénit de un sentimiento nunca superado tras aquella histórica noche. 


Lógicamente sé que ni Ángel con sus tres años, ni mucho menos Rubén habrán entendido con este gesto todavía el concepto; tampoco sé si podrá servir de algo en un futuro si ni siquiera aquel equipo que goleó en aquella portería existe en la actualidad…y por tanto, no podrán verlo jugar en ocasión alguna.
Pero a pesar de todo, no se me ocurre desde aquí, un mejor punto de partida para iniciarse en una utopía como la del ser de un equipo que no existe; que el reflejado en esta historia…

Sirvan las imágenes de aquel 0-2 y 0-3 definitivos de 1995, como ilustración a esa primera lección unionista desde el umbral del Belmonte; que aun siendo mil veces visionadas con anterioridad y a pesar de sentirse lejanas hoy, por lo que ya no volverá a ser; siguen sin perder la intensidad vivida; más si cabe bajo la voz de la narración de Eduardo Blanco que para SER Salamanca, cantó aquellos goles aquella noche,…en aquella portería del Gol Norte inolvidable, la misma; que hoy le presenté a mis dos hijos…




Bienvenido a este mundo Rubén, te quiero.


FUENTES: 
Imagen editada con Instagram.
Vídeo procedente de Telemadrid editado con la retransmisión de radio de SER Salamanca.

7 comentarios:

  1. Beníiiisimo artículo Ángel!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias amigo!! Ya ves, sigo sin superarlo...

      Eliminar
  2. Enhorabuena amigo Calamaro. No conocía esa narración de SER Salamanca con Eduardo Blanco. Pues fíjate, aquí en la soledad de mi ordenador... pues que me he emocionado un poco. Por razones obvias cualquiera entiende esta emoción en momentos tan difíciles sin ya tu equipo contigo. Es duro esto, el otro día viendo la previa al mediodía del Atlético-Real Madrid y el ambiente que había en Madrid respecto al partido, pensé ¿Qué tal llevarían todos estos aficionados al futbol que su equipo desapareciera? Pues mira, nos tocó a nosotros. Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu emotivo comentario Blanquinegro! Me quedo con tus últimas palabras..."Pues mira, nos tocó a nosostros..." Creo que es un buen resumen de todo este despropósito que nos tocó vivir...es duro levantarse...Un saludo!!

      Eliminar
  3. Precioso artículo. Ya ves... ni siquiera he podido reproducir el video. Solo la imagen que aparece ya me hace llorar delante del teclado. Espero que los responsables de esto lo paguen pronto...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu comentario...y tu emoción. Desgraciadamente nadie nos devolverá a la UDS es así de dramático. Un saludo!

      Eliminar
  4. Buenas, he visto tu web y me ha gustado mucho. Me interesaría realizar un intercambio de enlaces con la mia, véase con un enlace a mi web es www.casas-apuestas.es o un link en cualquier articulo tuyo.
    Si te interesa puedes ponerte en contacto a este correo admin@casas-apuestas.es
    Espero tu respuesta y sobretodo que mi blog sea de tu agrado.
    Saludos

    ResponderEliminar