...recuerdos de aquel niño que leía los libros de Gil Pérez en el viejo sillón de La Vega, aquellos recortes amarillos en el armario, aquellas tardes en la fría piedra del estadio, aquellos sueños, pensamientos y deseos que tuve desde aquella grada que fue mía, DESDE MI GRADA VIEJA...

viernes, 28 de marzo de 2014

El pichichi de Chaves


A lo largo de los 90 años de historia en los que nuestra añorada Unión Deportiva Salamanca se mantuvo con vida; fueron muchos los jugadores que merecieron, entre otras cosas, ser recordados por su gran capacidad goleadora.
Repasando y remontándonos incluso al origen del club en 1923, podríamos destacar aquella facilidad realizadora de Marcos; o en los años 30 la del llorado Saráchaga o más adelante la de los Muñiz, Pruden, Muñoz, Acedo, Joseíto, Dámaso..., o Loren ya en los 50, o la de los Mieza, Abilio, Maxi, Fuentes, Toni, Eloy, Blanco o Morollón años más tarde; o la de Neme, Pineda o Salazar, para concluir con la de figuras algo más recientes, entre otros, como la de los Calero, Lozano, Rial, Diarte, Corchado, Martínez, Orejuela, Barbará, Pauleta, Makukula, Miku o hasta hace nada Quique Martín...

Pero hubo alguien que acaparó importancia y hoy destaco, por una de aquellas gestas que desde la modestia, logró en uno de los tramos más ilusionantes de la historia del club; en aquellos primeros años 70, con una Salamanca volcada sobre aquel equipo y en aquel flamante estadio Helmántico recién estrenado... en el que consiguió ser el máximo goleador nacional en 1973.

Aquel hombre es Antonio Chaves Jiménez (Motril - Granada 1946), jugador carismático, de esos "que nacieron para marcar goles" y conocido en el mundo del fútbol como "Chaves"; y que en las 5 temporadas que militó en el conjunto charro alcanzó un gran nivel realizador; de forma más importante en sus temporadas iniciales, alcanzando su punto culminate en aquel pichichi de 1973 en la temporada inicial de aquel proyecto “Traid” que un año más tarde nos llevó a primera.

Perteneciente en origen al Real Madrid fue cedido reiteradamente, primero al desaparecido Club Getafe Deportivo, donde ya se manifestó como un gran anotador sobre todo en la temporada 70-71 donde militó en tercera marcando 25 goles, midiéndose incluso a la Unión en el mismo grupo realizando uno de los goles en el partido jugado en el recién inaugurado campo de "Las Margaritas".


Imagen del Club Getafe Deportivo en la temporada 70-71 en la que militó en 3ª división.
Chaves, que anotó 25 goles en aquella campaña forma el tercero de los agachados.

 Tras su buena actuación en el cuadro azulino, sobre todo el mercado madrileño (galardón incluído - ver foto inferior) solicitó sus servicios, publicó la prensa madrileña el interés del Moscardó que ese año militaría en tercera; pero finalmente fue la Unión Deportiva Salamanca la que se hizo con su ficha, cedido de nuevo por el Real Madrid.


Aquella temporada 71-72 en la UDS, fue llamada de transición, la vuelta de Neme, la siempre importante figura de Amantegui y el deseo de un ascenso que justificara la grandeza del Helmántico; no recogieron sus frutos; el Racing de Santander enterró los deseos charros en la promoción de ascenso del 72.


Aún así, Chaves, fue el máximo goleador del equipo con 14 goles en liga por delante de Neme con 13 y se ganó la posibilidad de continuar en la UDS en la siguiente e inolvidable temporada 72-73.
Aquella temporada, se inició con una primera jornada que fue un fiel reflejo de lo que sería el grueso de la misma, pues aquel 6-0 al debutante Arechavaleta ante un Helmántico con una entrada imponente y los cuatro goles anotados por Chaves en aquel encuentro; fueron la tónica, en resultados, goles del andaluz y expectación en el Helmántico de toda la temporada.


Tal fue así que tras 38 jornadas, la Unión consiguió un merecido ascenso a segunda ganando 24 partidos y anotando 82 goles; siendo Chaves el autor de 29 de ellos, convirtiéndose en el máximo goleador de todas las categorías nacionales del fútbol español por encima de Marianín del R.Oviedo que anotó 19 en primera división, Illán del Rayo Vallecano que anotó 20 en segunda división y los goleadores de los otros tres grupos de tercera división.

Goles de todos los colores los que anotó Chaves, que siempre se caracterizó por su gran capacidad de remate y por ese oportunismo innato con el que sólo nacen los grandes artilleros y que le sirvió para elevar su cuenta a 29 dianas al final de aquella temporada, sufriendo sus aciertos los Arechavaleta, At.Madrileño, Egea, San Sebastián, Mirandés, Tudelano, Huesca, Calvo Sotelo, Alavés, Eibar, Torrejón, Béjar y Moscardó.



Cifra que la prensa salmantina reflejó y estableció en ese registro (29), ya de por sí espectacular, pero que no estuvo exento de diferentes interpretaciones y variaciones en lo reflejado por parte de la prensa nacional, pues sus páginas incrementaron el número final al asignarle 30, en el caso del diario As y Mundo Deportivo, e incluso 31 en lo que tiene que ver con el diario Marca; al computarle más goles al andaluz en los encuentros disputados en Atocha frente al Sanse y en Anduva frente al Mirandés en aquella campaña.

Sea como fuere, aquella imponente cifra le sirvió, no sólo para colocar a la Unión donde merecía al final del curso con aquel ansiado ascenso a segunda división, si no desde el punto de vista individual acaparar menciones, entrevistas y galardones nacionales, al convertirse en la simbólica figura del máximo goleador de la temporada 72-73, en las tres primeras categorías de nuestro fútbol.




A la conclusión del campeonato, en Mayo de 1973, el Real Madrid, dueño del futbolista; debía decidir sobre su futuro.
Y el día 24 de ese mismo mes del 73, la Unión midió sus fuerzas en “Chamartín” frente a un segundo equipo del Real Madrid; partido respecto al que el presidente Paniagua manifestaba la posibilidad de que sirviera para que los blancos tomaran una decisión definitiva, no sólo sobre el futuro de Antonio Chaves, si no también sobre el de Robi y Sánchez Barrios que también estaban en la misma situación de cesión, respecto al Real Madrid, que el pichichi.
Así se manifestaba Paniagua en la previa de aquel choque en entrevista concedida a Sánchez Gil: "Todo depende de lo que decidan los técnicos madridistas a raíz del partido que jugaremos en el Bernabeu. Si creen que les pueden hacer falta se quedarán con ellos. Si no, créo firmemente que volverán a vestir los colores salmantinos"


¿Hubo de verdad posibilidades reales de que Chaves hubiera sido repescado para jugar con el primer equipo blanco?
Así hablaba el goleador para Mundo Deportivo en aquel Mayo del 73:
"- ¿Continuará en la Unión Deportiva Salamanca la próxima temporada?"
"- Esto no depende de mi, si no del Real Madrid, pues estoy en calidad de cedido y tendré que esperar a lo que ellos decidan. No obstante, tengo que decir que estoy muy contento en Salamanca por todo"

Finalmente no hubo repesca, no fueron suficientes los 29 goles anotados por el delantero charro, que por aquel entonces acababa de cumplir 26 años...  y tras la renuncia del Real Madrid a recuperar sus servicios; “Desde luego si este año no me fichaban para el equipo de primera, podía despedirme..." manifestaba para Marca (ver imagen abajo) en Junio de 1973; fue la UDS la que adquirió al jugador para las siguientes 3 temporadas.


Espina clavada en Chaves o no, a pesar de aquella renuncia del conjunto capitalino; la continuidad en la Unión no pudo tener un mejor porvenir, pues otros 12 goles (de nuevo máximo goleador del equipo) en la temporada siguiente en segunda división fueron clave para lograr el primer ascenso a primera división de toda la historia del club salmantino, consolidándolo como uno de los grandes realizadores de su historia, a pesar de que ya en primera (2 temporadas, 13 partidos jugados, 4 de titular) la figura de Antonio Chaves perdiera presencia en los onces, ensombrecido en las alineaciones por los Álvarez, Rial, Pérez o Víctor que fueron más habituales, a pesar de tener el honor de haber formado parte del primer once que disputó un partido en primera división de la UDS (Foto siguiente).


Aún así, el destino sí le guardó una de esas titularidades que en primera merecía.
Fue en la temporada 75-76, en su penúltimo encuentro oficial en liga con la camiseta blanquinegra y en su única titularidad en aquella temporada, cuando Don José Luis García Traid lo incluyó en el once inicial que formó, donde las circunstancias no le permitieron llegar; en el estadio Santiago Bernabeu, en la jornada 30ª, en el partido de liga frente al Real Madrid disputado el 10 Abril de 1976.


Noventa simbólicos minutos; como final de una trayectoria en primera, a la que llegó desde la modesta tercera división con la UDS cinco años antes, en el mismo escenario que en otras circunstancias hubiera sido suyo...

Once que presentó la Unión Deportiva Salamanca en el Santiago Bernabeu en la temporada 75-76. Encuentro que finalizó 1-0 favorable a los locales. Con gol de Santillana.
Única titularidad de Chaves en liga en aquella temporada. Forma primero agachado por la izquierda. Sobre esta imagen, Chaves en pugna por el esférico frente a Camacho en el mismo encuentro.

Chaves; pichichi, referente ofensivo de aquella Unión de la temporada 72-73 que fue sin duda, uno de los mejores equipos de la historia del club y vértice de aquella delantera considerada aún hoy como una de las más completas que existieron; con virtudes de todo tipo en las figuras de los Lacasa, Chaves, Muñoz, Cadarso y Sánchez Barrios:

De izquierda a derecha la delantera charra de la temporada 72-73: Cadarso (5), Lacasa (8), Chaves (29), Muñoz (15) y Sánchez Barrios (8). Anotaron 65 de los 82 goles del vconjunto salmantino en aquella temporada.

La Revista As Color llevó a sus páginas centrales este póster en Marzo de 1973; correspondiente a aquella temporada 72-73 todavía en juego en el momento de su publicación; donde forman para la posteridad de pie de izquierda a derecha: Aguinaga, Néstor, Huerta, Pita, Enrique y Lacasa; agachados de izquierda a derecha, Cadarso, Robi, Chaves, Curro y Muñoz. El partido corresponde a la victoria unionista por 2-1 frente al Getafe el 18/3/73.

Fue anotador de más de 60 goles; goles que envolvieron la trayectoria unionista de este gran delantero; ídolo de los primeros 70 de la parroquia charra; primer gran goleador de la era Helmántico; me cuentan desde Salamanca, que en algún paseo que aún hoy realiza algún nostálgico de aquellos que no la olvidan por las puertas de un Helmántico, huérfano, sin UDS... en días de viento, de aquel que hoy barre asientos vacíos y que entonces despeinaba cabelleras y empujaba gritos de aliento; soplando bajo las techumbres que nos cobijaron tanto tiempo y como vehículo del recuerdo; si cierras los ojos... es aquel ¡Chaaaaaves, Chaaaaaves, Chaaaaaves...! el que todavía se escucha.


FUENTES: Libro 75 Aniversario La Gaceta Regional.
Marca, As, Mundo Deportivo.
Getafeweb

2 comentarios:

  1. Hola amigo Calamaro. Leyendo hoy La Gaceta, me he encontrado con una referencia a aquel Salamanca-Valencia de la 82-83. Hablan de que se cumplen 31 años del primer control antidopaje en la Liga Española, que curiosamente fue en aquel partido. Hablan más de ese tema pero tocan un poquito el desarrollo del partido.
    Lo que más me ha gustado ver es la foto que adorna la noticia, ver aquella escena imborrable para mi de los jugadores y entrenador saludando a la afición después de conseguir derrotar al Valencia de Kempes por 1-0 y conseguir la permanencia en Primera. Ha sido bonito para mi ver esa imagen que recordaba desde mi asiento de Tribuna, aquella algarabía final, aquel equipo de Primera que teníamos, aquel Helmántico lleno de vida... ese fue el fin de ciclo del Salamanca de aquella época aunque en ese momento nadie lo imaginaba.
    También reseñar que no se le daba tanta importancia a una permanencia, ya sabes como es el futbol. Veniamos de una época dorada y nos veíamos muy fuertes. Por desgracia, nadie sabia lo que nos esperaba. Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por la información. Conseguiré el recorte. Mis padres compran La Gaceta. Un saludo!

      Eliminar