...recuerdos de aquel niño que leía los libros de Gil Pérez en el viejo sillón de La Vega, aquellos recortes amarillos en el armario, aquellas tardes en la fría piedra del estadio, aquellos sueños, pensamientos y deseos que tuve desde aquella grada que fue mía, DESDE MI GRADA VIEJA...

viernes, 1 de junio de 2012

¡Juntos!


Cuando faltan pocos minutos y vas ganando a un grande, en ese acoso al marco en el que jugadores de esos que ocupan portadas llevan el balón; las faltas en contra al borde del área detienen el tiempo y congelan los pulsos.
En un momento así y con la camiseta puesta; todos querríamos estar abajo, con ellos; para gritar ¡juntos! mientras nos sujetamos los brazos levantando de puntillas nuestros cuerpos para hacer más pequeño el hueco a poner el balón…

En muchas ocasiones a lo largo de la historia se detuvieron nuestros alientos de esta forma y con ese segundo suspendido en el tiempo que siempre son las imágenes, hoy rescato esta falta y el aliento contenido de la afición charra; en la que Neeskens y Cruyff en el 77 lanzaron a la derecha de D’Alessandro, con la TV en directo, una falta en la que los Tomé, Bustillo, Ameijenda, Iglesias y Ángel de los Santos formaron la barrera junto a 25000 unionistas que se pusieron de puntillas con ellos al borde del descuento de un 1-0 para la historia y en el que ese "¡juntos!", seguro, sonó más fuerte que nunca...


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada