...recuerdos de aquel niño que leía los libros de Gil Pérez en el viejo sillón de La Vega, aquellos recortes amarillos en el armario, aquellas tardes en la fría piedra del estadio, aquellos sueños, pensamientos y deseos que tuve desde aquella grada que fue mía, DESDE MI GRADA VIEJA...

martes, 9 de febrero de 2016

¿Feliz cumpleaños?

Si os soy sincero no recuerdo haber celebrado el día del 71 cumpleaños de la UDS, ni el del 79, ni el del 83... Es más, estoy seguro que aquellos días pasaron totalmente desapercibidos para mi, y me atrevo a decir que para casi todos, y sólo algún cronista en alguna columna secundaria de algún periódico local del momento aludió a ello aquellos 9 de Febrero.

Asumo que la razón de aquella intranscendencia, es que en los clubes que existen; como la Unión en aquel tiempo; no se celebran; porque lo importante en el fútbol; lo transcendente; lo que llena la semana habitual, es lo que acaba de pasar y lo que pasará el siguiente domingo; el balón, los goles, las lesiones, el hoy deportivo: el presente al fin y al cabo.
Sólo cuando la efeméride es divisible por cinco o a veces sólo cuando es múltiplo de diez... entonces sí se recuerdan; y se editan textos; y todos se reconfortan en una historia que sigue engordando y cumpliendo años... pero poco; porque el domingo hay fútbol y hay que ganar como sea...

Desgraciadamente cuando un equipo muere la cosa cambia; y entonces sí; se "celebran" todos y cada uno de los años; pues como sólo queda el recordar, y ya no hay presente que desvíe la atención... las fechas de fundación y defunción, de años pares o impares no divisibles por cinco, todos; se convierten en los días del año en que el foco de un presente que ya no le pertenece vuelve a alumbrar artificialmente al club por unas horas... y esa escasez me duele.

He estado a punto de dejar pasar el día sin escribir; engañándome con que el 9 no es transcendente; y que me daría cuenta el 10, como tantas veces, que había olvidado tu cumpleaños; porque lo importante es el domingo; que nos jugamos la permanencia; que hay que seguir la racha en casa; que hay que mantener una vez más la portería a cero, que son tres puntos vitales...

Pero no. No hay engaños que valgan. El domingo no jugarás ningún partido, no hay porterías que defender, ni racha de goles que continuar, no hay ni un solo punto en juego...

Es imposible hoy evadirse de este día; y aunque me resulta difícil juntar en este caso la palabra feliz con cumpleaños; me es inevitable recordar por aquí que hoy hubieras cumplido 93 años...

Aunque ya ves, como no podría ser de otra manera, a mi me gustaba más como era antes, cuando existías y nadie se acordaba de que cumplías años...



Querida y añoradísima UDS; por uno, dos, todos los días del año en el recuerdo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada