...recuerdos de aquel niño que leía los libros de Gil Pérez en el viejo sillón de La Vega, aquellos recortes amarillos en el armario, aquellas tardes en la fría piedra del estadio, aquellos sueños, pensamientos y deseos que tuve desde aquella grada que fue mía, DESDE MI GRADA VIEJA...

sábado, 27 de octubre de 2012

Madrugones

Hasta que en el panorama nacional televisivo no apareció Canal+ con sus partidos matinales retransmitidos en directo en segunda división y aumentaron así su frecuencia de celebración; el domingo por la mañana había sido un horario excepcional en nuestra historia para jugar al fútbol en casa.
Hasta Diciembre de 1996 cuando nos visitó el Villarreal con las cámaras del plus a cuestas para jugar a las 12 de la mañana; sólo habían sido diez los partidos que se habían jugado con el sol cambiado en tierras salmantinas, en los primeros setenta años de nuestra historia.
Sólo efemérides concretas o la coincidencia con otros eventos en las Ferias de Septiembre en honor a nuestra patrona nos hicieron madrugar rumbo al estadio.

Fuente: La Gaceta Regional 1996. Editado.

Otra cosa han sido los partidos matinales como visitantes; inmersos como estamos en una temporada de filiales, equipos canarios y periferias de la capital de España; en la que podríamos alcanzar el record de disputas en las mañanas de los domingos en un solo curso, (hasta más de diez); sin ser una norma, en los años de segunda B han sido sin duda más frecuentes.
En la élite, en cambio, a pesar de querer parecer en la actualidad algo más habituales por culpa de las televisiones, incluso en la primera división, fueron siempre excepcionales…lejos quedan ya los setenta y las extrañezas que manifestaba a la revista Don Balón todo un Jorge D’Alessandro, cuando en 1979 visitaba por primera vez el único bastión tradicional de partidos tempraneros, incluso en la cumbre de la máxima categoría, como siempre y único fue el estadio de Vallecas.



Mañana, por circunstancias de nuestro rival, el C.D.Marino Tenerife Sur y sin Canal+, no queda otra que madrugar hacia el estadio como en aquellas escasas primeras veces que lo hicimos en nuestra historia y comprobar de nuevo, como la habitual sombra de sobremesa sobre la Tribuna del Helmántico cambia de lado para descansar sobre los soleados, casi siempre, asientos de Preferencia…



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada