...recuerdos de aquel niño que leía los libros de Gil Pérez en el viejo sillón de La Vega, aquellos recortes amarillos en el armario, aquellas tardes en la fría piedra del estadio, aquellos sueños, pensamientos y deseos que tuve desde aquella grada que fue mía, DESDE MI GRADA VIEJA...

domingo, 6 de mayo de 2012

"El Salamanca es ya un equipo de pueblo"

El lunes 15 de Junio de 1987, el redactor de deportes de La Gaceta Regional de Salamanca, Martín Merchán, llevó este titular a la crónica que narraba cómo se pudo perder en el último suspiro un casi seguro ascenso aquel día que nos enfrentamos, en un inolvidable cara o cruz, al recién creado Real Burgos.
Crónica dura y crítica donde las haya, que resume desde el punto de vista periodístico de aquel que estuvo allí, la impotencia vivida en una situación límite como fue la de aquel recordado encuentro, que muchos de nosotros sufrimos in situ, y que supuso alargar un año más la estancia en segunda B (y sería el tercero), para un equipo que hacía sólo 3 años estaba en la primera división del fútbol español.
Crónica rescatada y escaneada ampliada de un ejemplar de La Gaceta que hacía alusión a algunas portadas históricas en miniatura de la historia de la UDS donde fue incluida...merece la pena leerla completa.


La gravísima crisis económica e institucional del club ha ocultado parcialmente el fracaso deportivo y hoy, en el ocaso de una temporada que nació con la finalidad clara de optar a subir siempre, no habiendo alcanzado nunca puestos de play-off durante toda la competición, derrotados hoy en Guijuelo, por debajo de ellos y matemáticamente huérfanos de participación en la Copa del Rey por primera vez en los últimos 40 años…Muy a pesar del unionismo vuelve a tener vigencia aquel titular simbólico y crítico de Martín Merchán del 87.
Sinceramente creo que no se le escapa a nadie, que aunque la Unión continúa inmersa en esa pelea consigo misma de tocar fondo deportivamente; de forma crucial, a día de hoy y a pesar de la crítica; sólo toca pensar, por encima de todo lo demás, en encontrar la fórmula para seguir existiendo, aunque sea como un “humilde equipo de pueblo”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada